Ripios Malabres

Ripios Malabres
ripios

domingo, marzo 21

La misma esquina (cuento corto)


La misma esquina

En una ciudad conservadora
En un siglo liberal
Ahí una esquina índigo-rosa
Que tiene tanta actividad…

En la mañana Juan vigila esa esquina, Para eso fue contratado, es un guardia de seguridad, se encarga de mantener a los alcohólicos lejos de la puerta de uno de los bancos más importantes del país.
En la noche Juana vigila esa esquina, es su trabajo, es una prostituta, eso es seguro, se encarga de esa esquina sola desde  una discusión que tuvo con los guardias de seguridad y sus demás compañeras.
Juan tiene un arma con fines de protección propia y de quienes visitan el banco.
Juana tiene un arma con fines de autoprotección de quienes visitan su cuerpo.
Juan es algo apartado de sus compañeros, aunque esta cerca de la entrada principal no le gusta mucho conversar,
Juana, tiene una muy buena relación con sus compañeras, aunque están lejos se comunican gritándose de esquina a esquina.
Juan usa un traje de camisa blanca, pantalón azul, unas botas militares, y una gorra con el símbolo de su empresa.
Juana usa un brassiere rosa, zapatos de tacón, una minifalda negra y una tanga azul.
Juan gusta de fumar nicotina.
Juana gusta de fumar marihuana.
A Juan le gusta la cerveza nacional, y toma lo que su humilde sueldo le alcanza para tomar, en la cantina, muy de vez en cuando con sus amigos igual de pobres.
A Juana le gusta la cerveza importada, y se deja invitar por algunos muy ricos clientes del templo de su cuerpo.
A Juan le gusta abrazar por la espalda
A Juana que la abrace por la espalda
Juan es inseguro de su miembro viril
Juana es insegura de sus pechos
Juan teme estar destinado siempre a esa esquina arriesgando su vida, esta harto.
Juana esta harta de acostumbrarse a esa vida, en la esquina.
Juan deja su puesto de trabajo a las cinco de la tarde.
Juana abre su tienda corporal a las siete de la noche.
De cinco a siete la esquina permanece sola.
De cinco a siete Juan reconoce a Juana a través del espejo.

En este tiempo que vuela como alcaraván
En este lapso de tiempo que se vierte
En ese tiempo… el buen Juan…
En Juana se convierte...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada